quinta-feira, 19 de maio de 2016

LA FALACIA DE SERRA

José Serra, un tucano turro


Este lunes el nuevo Ministro de Relaciones Exteriores brasilero viaja a Buenos Aires, como primer paso de su gestión para tirar a Brasil del mundo multipolar de los países emergentes y ponerlo como adláter del imperialismo yanki y sus aliados.
Iba a pasarle a los amigos argentinos algunos detalles de este gran h.d.p. pero resolví que no había que gastar pólvora en chimangos. Apenas advertir que nada quedó de su pasado de líder estudiantil exiliado en Chile durante la dictadura militar, a no ser la mujer con la cual se casó, que es chilena. El resto, una historia acomodatícia, en la que fue cambiando las banderas sociales por los valores del establishment. Un resentido que no perdona haber perdido dos elecciones presidenciales  (2002 con Lula, 2010 con Dilma).
Pero este señor arrogante, que se cree erudito e impoluto, es un vendedor de falacias. Por eso quiero puntualizar la gran falacia con la que asumió el Ministerio de Relaciones Exteriores del interino Temer.

Primero vemos su argumento principal, luego analizamos lo que es una falácia y por último probamos que este tipo está hablando al divino pedo para la platea, pero sus objetivos son otros.
Lo que dijo:
 "La diplomacia volverá a reflejar de modo transparente e intransigente los legítimos valores de la sociedad brasilera y los intereses de su economía, al servicio del Brasil como un todo y no más de olas conveniencias y preferencias ideológicas de un partido político y de sus aliados en el exterior. Nuestra política externa será regida por los valores del Estado y de la nação, no del gobierno y jamás de un partido”

Parece lindo e inobjetable, PERO ES UNA FALACIA.

Vamos al diccionario de la RAE:
Falácia    Del lat. fallacia.
1. f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.
Algo que tiene pinta de verdad, pero es una mentira. Para engañar, inducir a errores.
Tratándose de política exterior, debemos partir del Brasil como un todo. . Correcto. Pero un país insertado en el contexto internacional, con una determinada visión geopolítica, que el barrendero de la esquina puede desconocer, pero no un tipo como Serra.
Actualmente el mundo está dividido en dos grandes bloques, donde los limites pueden ser menos rígidos, más flexibles, pero que continúan existiendo. Los que nos quieren vender que las ideologias cayeron con el muro de Berlín, nos quieren imponer la ideologia del “todo es igual”, “no te metás”, “dejálo con los que saben”. O sea, en manos de los poderosos *léase capital”, “mercado”, etc. Hay detrás de todo eso una concepción superjodida del ser humano como objeto, y no como sujeto. Y más aún, de un sujeto SOCIAL, con plena conciencia de su pertenencia a una sociedad, algo que le genera responsabilidad y derechos.
La realidad, maestro ciruela Serra, es que el mundo actual, en forma fluída, flexible o como quiera llamarlo, se divide en dos grandes sectores, y la política de un país se inserta o en uno o en otro, con mayor o menor vehemencia, con particularidades propias, pero no hay eso de estar en el medio.
En ese mapa, Argentina y Brasil estaban, junto con el resto de América Latina, Africa entera y Asia (menos Japón y Corea del Sur) todos juntos. Brasil fue activo fundador de los BRICS junto con Rusia, India, China y Sudáfrica. Lo que se suele llamar “países emergentes”.
Lo que quiere Sierra (Temer es un fantoche) es que Brasil deje esos socios...para adecuarse a los otros. Como es lo mismo que quiere Macri, de ahí su primer viaje para Bs.As., para sellar la alianza. Sólo que estos tipos, que podríamos llamar la serpiente y el burro no son los dueños ni de Brasil ni de Argentina. Y los pueblos Hermanos RESISTIRÁN!!! Lo están demostrando frente al desastre argentino y frente al golpe brasilero.
Por eso, desnudando la falacia de esta serpiente venenosa, un humilde recado de un latinoamericano de alma:
¡¡NO PASARÁN!!!

Um comentário: